Interés General - verano

Sábado 27 de Febrero de 2021 - 11:10 hs

Cuatro recetas simples y frescas para los días de calor

En menos de un mes llega el invierno, pero todavía afrontamos días de altas temperaturas. Te dejamos algunos platos sencillos para refrescarte.

Durante el verano, con el calor, el cuerpo pierde una gran cantidad de líquido a través de la transpiración. Para evitar problemas de salud por las altas temperaturas, fundamentalmente deshidratación y pérdida de minerales es vital saber cómo alimentarte.

Los platos más importantes para elegir en época de calor son los más simples y frescos: las ensaladas y las frutas. Las verduras como: lechuga, zanahoria, tomate, papas hervidas, remolacha, y las que te gusten. 

En cuanto a las frutas, los cítricos son ideales (naranja, pomelos, etc.); también, frutillas, melón, sandía, ananá, mango son ideales y se pueden preparar bebidas refrescantes y nutritivas con ellas. 

Las frutas y verduras son una fuente de hidratación clave para el cuerpo cuando el calor aprieta, y además portan sales, vitaminas y minerales que se eliminan en la transpiración.

Según los nutricionistas, debes evitar comer grasas y fritos porque hacen más difícil la digestión y aumentan notablemente la sensación de calor. Es mejor hervir u hornear los alimentos.

Te dejamos algunas recetas simples y frescas para comer rico:

Ensalada rusa

Un plato simple e ideal para estas para el verano es la ensalada rusa, no solo en las fiestas. Además de la tradicional con papas, zanahorias y arvejas, podés combinar también con atún desmenuzado, granos de choclo, huevo duro y hasta arroz frío.

Para condimentar lo mejor es una mayonesa liviana o queso crema y un toque de mostaza.

Pollo a la plancha con ensalada fresca

Para una comida sencilla y rápida, te recomendamos que hagas una pechuga de pollo a la plancha con una ensalada fresca con tomate, lechuga o rúcula, zanahorias, pepinos. Para condimentar el pollo una pizca de pimienta, un poco de perejil y mostaza que acompaña muy bien esta carne.

 Wraps o arrolladitos de vegetales

Son bocaditos enrollados que se hacen a base de tortillas de maíz o harina de trigo (las que encontrás en el súper). Pero si no querés comprarlas las podés preparar con harina, agua, sal y un chorrito de aceite, hacés la masa, las estiras finito y las cocinas vuelta y vuelta en una plancha o sartén.  

Después le agregas las verduras que más te gusten: tomates cherrys, palitos de zanahoria, cebolla y si no lo querés solo con verduras, trozos de pollo, pescado o alguna carne tierna. Las combinaciones son casi infinitas.

Ensalada de fideos

Sí, no pueden faltar las pastas, pero en verano no está para salsas y tucos. La mejor opción es comerlas en ensaladas, resultan una opción divertida y refrescante. Podés combinar la pasta que más te guste con atún, aceitunas, tomates y pimientos.

Fuente: LT10

Seguí leyendo