Basquet - Liga Nacional

Sábado 08 de Mayo de 2021 - 15:57 hs

Hernández confía en San Lorenzo: "No hay que ser tan predecibles"

El pivote desmenuzó aspectos puntuales de lo que dejó el primer punto de la serie: "Quimsa fue más efectivo". También aclaró que vienen trabajando para "no darle toda la responsabilidad a los bases". Este domingo, a las 11, el segundo duelo en Obras.

La primera batalla de esta final apasionante quedó en manos de los santiagueños con varios méritos que construyeron su triunfo: una mediacancha más sólida, goleo repartido y sobre todo una muralla atrás. Sin embargo, la historia recién comienza: son dos equipos sumamente parejos y ambos fueron protagonistas de la fase regular, son los máximos artilleros en ataque y están dentro de las mejores defensas de la Liga. El tetracampeón, lejos de lamentarse, ya se enfoca en lo que será el duelo de este domingo, donde buscarán igualar la serie para que el sueño del penta siga más vivo que nunca. 

Kevin Hernández fue quien tomó la palabra y dialogó con Prensa AdC sobre lo sucedido en El Templo del Rock el último jueves. El pivote destacó las virtudes de su rival, las falencias propias y focalizó en ciertos aspectos del juego que buscarán mejorar para los próximos partidos. Se lo escuchó con confianza y convencido de que tendrán una mejor performance porque, como reflexionó durante la charla, "es una final y hay que darlo todo". 

-Pasó el primer punto de la serie, y fue parejo como era de esperarse, sin embargo la balanza se inclinó para Quimsa, ¿por qué pensás que fue así?

-La diferencia estuvo en que fueron más efectivos que nosotros. Fallamos más que nada en eso. Ya estuvimos viendo y analizando ciertos aspectos para sumar también a nuestro juego y ser más efectivos. También vimos falencias de ellos que las podemos aprovechar en el siguiente partido. En eficiencia de tiros fue en el apartado donde nos ganaron creo yo. 

-Se mencionó el duelo de bases y allí tal vez el Penka y Vildoza no estuvieron en sus mejores noches, sobre todo desde lo que siempre generan para el equipo. ¿Trabajaron sobre ese aspecto pensando en el domingo?

-Sí, obviamente eso lo venimos trabajando. Principalmente en no tener que ponerle toda la responsabilidad y el peso a ellos dos. Hay veces que los partidos se dan de cierta forma para que ellos tomen determinados tiros; lo que queremos hacer es que no se recaiga en algo tan previsible. Jugar todos, se sabe que son de las armas más fuertes con las que contamos pero todos tenemos la capacidad de anotar o sumar en la parte ofensiva. Sin descuidar la parte defensiva que hay que prestarle mucha atención y más que nada a un equipo como Quimsa, que como dije antes, son efectivos. 

-¿Cuál es tu visión del segundo punto de la final? ¿Cuáles son las claves para igualar la llave?

-Las claves estarán en tratar de no ser tan predecibles, de jugar todo el tiempo pick and roll. Empezar a buscar otras variantes, que las tenemos y las tuvimos durante el año y nos llevaron a buen puerto, porque por algo estamos en la final. Hay que ir por ahí, todos debemos participar del juego, todo el tiempo y ver dónde se equivoca Quimsa y ahí castigarlo. Y si ellos lo solucionan, buscar por otro lado pero no enfocarnos en uno o dos jugadores, sino mantener un goleo repartido. 

-Mencionaste también en la previa que ante un rival así debían dar el 120 o 130%. ¿Sentís qué aún no llegaron a eso?

-Podemos dar más, siempre. El domingo vamos a dar un mayor esfuerzo del que hicimos el jueves. Es por ahí también, no solo por la energía de cada uno sino en estar en sintonía con la química del equipo, que la vamos a elevar. Queremos plasmarlo en la cancha. El 130% queda chico, hay que ir por el 140 o 150%. Es una final, hay que dejar todo.

-¿Cómo se trabaja también desde lo mental, para canalizar la energía y la ansiedad de disputar una final? Está claro que todavía falta mucho y que San Lorenzo tiene mucha historia y jerarquía para pensar en el sueño del penta.

-Desde la parte mental ya hemos estado en playoffs, instancias decisivas, la mayoría de los jugadores. Estamos acostumbrados y sabemos manejarnos a nosotros en estas situaciones. Todo nos sirve para potenciarnos, para estar más finos. Este tipo de ansiedad, energía, ganas y nervios, te mantienen mucho más concentrado, receptivo ante lo que pueda pasar tanto negativo como positivo. Todo esto se trabajó, y siempre reaccionamos, como nos sucedió en el playoffs anterior que la teníamos más jodida y ahora vamos a hacer lo mismo o mejor. Estamos con la cabeza ahí. Queremos esto, queremos salir campeones, por nosotros, por San Lorenzo, por el club, por todo. No nos tira nada para abajo, eso me pone contento y en cierto sentido me deja tranquilo. Hay que usar todo para potenciarnos. 

Fuente: LNB

Seguí leyendo

La medida fue tomada por las autoridades de la UNL y regirá a partir del 22 de junio. En tanto, EIS, Secundaria y EAGG continuarán con sus clases de manera virtual. Se apuesta a un regreso progresivo de la presencialidad en todos los niveles a partir del 28 de junio.

Regresan las clases presenciales al Jardín y la Primaria de UNL